Televisores LCD : Guías de eBay

Escribe una guía Guías creadas por: mundodigitall ( 15066La puntuación de votos es de 10,000 a 24,999)   Uno de los 1000 mejores autores
2 de 3 usuarios han considerado útil esta guía.
Guía consultada: 4275 veces Tags: televisor | lcd | tft | pantalla | monitor


Televisores Lcd - Guía de compra

La principal ventaja de la tecnología LCD respecto de la tecnología CRT es que proporciona una imagen más nítida y estable.
Permite conseguir la calidad de imagen óptima sea cual sea la luz de la habitación. Además, un televisor LCD te aporta una definición mayor que la que consiguen las televisiones de pantalla de plasma del mismo tamaño. Es ideal para reproducir contenidos en soporte de alta definición, especialmente los soportes digitales.


Indice

    * Las diferencias entre los tamaños de pantalla?
    * Los puntos a recordar

Las diferencias entre los tamaños de pantalla

Hemos dividido esta guía en tres categorías:

    * Pantallas pequeñas, hasta 48 cm
    * Pantallas medianas, hasta 74 cm
    * Pantallas grandes de más de 75 cm

Tu presupuesto y el espacio del que dispones determinarán tu elección. No obstante y, aunque algunos fabricantes ofrecen televisores LCD gigantes, es preferible, de momento, dirigir tu atención a una televisión con pantalla de plasma si estás buscando una pantalla de gran tamaño.




Pantallas pequeñas, hasta 48 cm

Las televisiones de esta gama están equipadas, generalmente, con un sencillo sistema de sonido estéreo y una resolución 4/3 aunque algunos modelos pueden estar equipados con pantallas 16:9 e.
El precio de estas televisiones suele estar en torno a los 400 euros.
Pantallas medianas, hasta 74 cm

Estas televisiones están disponibles entre los 500 y los 1.500 euros. Normalmente, están equipadas con sistema Dolby Surround, pantalla 16:9 e y una calidad de imagen superior a la de los modelos de la gama inicial.
Pantallas grandes de más de 75 cm

Estos modelos de televisión LCD pueden alcanzar los 8.000 euros ya que se trata de una gama de productos dotados de numerosas opciones, de pantalla 16:9 ey de sonido Dolby Virtual Surround.



Los puntos a recordar
Resolución

Actualmente, la mayoría de los programas de la televisión se difunden con una resolución 4/3. Casi todas las TV LCD se han concebido para ver programas en 16:9 e.
En cuanto a las imágenes en 4/3, se ajustan automáticamente al tamaño de la pantalla, ya sea estirando la imagen o ampliándola.
Al igual que ocurre en los modelos CRT 16:9 e, el mayor inconveniente es que las imágenes se deforman en ambos procesos de ajuste de la imagen.

Una resolución elevada no es necesariamente sinónimo de una imagen de mejor calidad. La mayoría de los televisores estándar cuentan con una calidad VGA. Sin embargo, los televisores LCD también pueden estar equipados con XVGA (1024 x 768 píxeles) o con W-XVGA (1280 x 768 píxeles) para las pantallas 16:9 e.
La mejor forma de juzgar la calidad de imagen, en definitiva, es sentarse delante de la pantalla. Los mejores indicadores de una buena calidad de imagen son el color de la piel así como el contraste de colores, especialmente el contraste en las escenas oscuras o en movimiento.
Tamaño de la pantalla

Hasta el momento, lo normal es encontrar pantallas pequeñas o medianas puesto que añadir píxeles significa añadir transmisores (tres por píxel) y, cuanto más grande sea la pantalla, más riesgo se corre de que los colores se difuminen.
Los televisores LCD entre 48 y 65 cm son los modelos más numerosos en el mercado aunque cada vez es más frecuente encontrar una TV de más de 75 cm a medida que la tecnología avanza.
Las pantallas de más de 100 cm siguen siendo escasas teniendo en cuenta las dificultades que existen para conseguir una calidad satisfactoria.
Grosor

El grosor es el primer criterio que debes tener en cuenta al comprar una televisión LCD porque esta tecnología te permite tener dispositivos que no miden más de 8 cm de grosor. Estos televisores pueden colgarse en una pared o colocarse sobre una balda para conseguir ahorrar mucho más espacio que con un equipo convencional.
Matriz pasiva

Los modelos de televisores LCD de gama inicial pueden estar equipados con una matriz pasiva. Este tipo de matriz dispone de una parrilla de conductores con píxeles colocados en cada intersección de la misma. Se envía una corriente sobre la parrilla a través de dos conductores para controlar la luz de cada píxel.
Es cierto que estas configuraciones son menos costosas pero solo permiten tiempos de respuesta largos y una menor precisión de control del voltaje. En cuanto a las imágenes, serán borrosas y con poco contraste. Además pueden aparecer reminiscencias.
Matriz activa

Los televisores de matriz activa, también llamados TFT, están equipados con transistores, colocados en todas las intersecciones, que envían impulsos eléctricos a todos los píxeles.
Vistas multifunción

Se puede utilizar el televisor LCD como monitor para el ordenador. Su elevada resolución permite una nitidez plena de los textos y los objetos gráficos. Por ello, suelen tener conexiones compuestas S-Vídeo y una toma periférica RVB.
Fuente de luz

La cantidad de luz que atraviesa los cristales líquidos es primordial en los televisores LCD. Una ampolla dañada puede suponer un mal balance de los colores y el final de tu TV LCD. Para corregir esta descompensación, es preferible decantarse por televisiones con ampollas que se puedan sustituir o marcas de probada fiabilidad.

A pesar de que la mayoría de televisores tiene garantía del fabricante, es recomendable que pienses en adquirir una extensión de garantía con el fin de cubrir los cambios de ampollas. Puede que tengas que cambiarlas frecuentemente.
Instalación

Los usuarios de las TV LCD, que tienen un grosor reducido, suelen preferir que la instalación se realice en una pared o sobre una balda.
Sin embargo y teniendo en cuenta el peso de estas televisiones, es recomendable ponerse en contacto con un profesional para que realice la instalación, especialmente en el caso de la balda.
Para un gran número de usuarios, un televisor LCD será solo el principio. Le seguirán el home cinema y los dispositivos surround.
Píxel muerto

Uno de los puntos negativos de los televisores LCD es que, cuanto más aumente su tamaño, más transmisores y píxeles se necesitarán para crear la imagen. Cuantos más transmisores y píxeles se necesiten, más posibilidades hay de encontrar píxeles defectuosos, lo que puede traducirse en un punto en la imagen que no cambiará de color, sean cuales sean las condiciones.
Altavoces integrados

A pesar de su delgadez, la mayoría de las televisiones LCD están equipadas con tuners y altavoces integrados, lo que hace innecesario saturar el espacio con dispositivos suplementarios.
Consumo eléctrico

Es uno de los puntos clave a tener en cuenta a la hora de comprar una TV LCD.
Cuanto más grande sea el tamaño de la pantalla, más electricidad consumirá. No obstante, el consumo será un 30% inferior que el de los televisores de plasma.
Distancia de comodidad

El cálculo de la distancia de comodidad depende de muchas variables pero, sobre todo, del tamaño de la pantalla y la luz de la habitación.
Tamaño de la pantalla     Distancia óptima de visionado (metros)
50 - 67,5    0,75 - 1,50
80 - 92,50    1,80 - 2,40
105 - 115    3 - 4,20
125+    3,60 - 4,80

Identificador de la guía: 10000000006256292Guía creada el: 19/03/08 (actualizada el 20/08/13)

 
¿Crees que esta guía es útil? Informar sobre esta guía

¿Preparado para compartir tus conocimientos? Escribe una guía



Navegación del sitio avanzada